Verano Nick Jr. En el Papalote (…también para menores de 3 años)

Verano Nick Jr. en el Papalote

Verano Nick Jr. en el Papalote

El Papalote Museo del Niño es un clásico para visitar en familia desde 1993 en la Ciudad de México. Este verano en el Papalote está la exposición temporal “Verano Nick Jr.”, una exposición que se sugiere para niños entre 3 y 6 años, pero ya saben que yo siempre estoy buscando qué hacer con mi niño (menor de 3 años), así que decidí entrar de todas formas para ver si había algo que a mi chiquito le pudiera gustar.

Esta exposición temporal simula un circo con los personajes de Nick Jr. Si tu niño conoce esos personajes (Dora la Exploradora, Bob Esponja, Bubble Guppies, Rabbids Invasion, etc) puede ser un atractivo adicional llevarlo.

Hay muchas “estaciones” en este circo donde los chiquitos pueden jugar a hacer malabares, cruzar pistas de obstáculos, hacer magia, participar en desfiles, tratar de meter goles, etc. Y ciertamente los más grandes lo pueden disfrutar más porque tienen más coordinación y pueden participar mejor en las actividades, pero eso no significa que un chiquito de menos de tres años no pueda disfrutar aquí. Al menos podrán ver a otros niños jugar y ver cosas que normalmente no ven, con personajes que son conocidos para ellos.

Mi niño ya tiene casi dos años y se la pasó muy bien aquí. Ya camina, corre y se trepa a todo lo que pueda, lo que ayudó para que se la pasara bien. Se subió a puentes, pasó por túneles, intentó hacer malabares con aros, persiguió pelotas, y se entretuvo bastante viendo a los niños grandes hacer todo lo anterior (bien hecho).

Yo creo que un niño desde que ya camina puede disfrutar un poco este espacio también.

Adicional a estas “estaciones” de juego, la exposición incluye espectáculos de danza, espectáculos de malabarismo, magia, baile, equilibrismo, etc. en fechas y horarios definidos que puedes checar aquí: http://papalote.org.mx/programas-educativos

La entrada se incluye con el pase al Museo del Niño (que para menores de dos años no cuesta nada). Esta exposición temporal estará hasta el 21 de septiembre y si planeas ir con los más chiquitos yo te sugeriría esperar a que los niños grandes ya estén de regreso en la escuela, para que no esté tan lleno el lugar.

Y si por algo a tu bebé no le gustó esta experiencia siempre puedes ir a la exposición permanente del Museo que tiene lugares especiales para los más chiquitos.

Te puede interesar también ver estos posts:

Cool d’Sac

Visitando el Acuario Inbursa

Anuncios

Visitando el Acuario Inbursa

Acuario

Antes de que las vacaciones empezaran aproveché para ir con mi niño al Acuario Inbursa. Llegamos a las 10 a.m. en punto, que es a la hora que abren, y en menos de 15 minutos ya estábamos dentro. La entrada cuesta $129, pero para menores de 3 años es gratis.

Al llegar te toman una foto que te mostrarán a la salida de tu recorrido que puedes comprar por $100. Después de la foto empieza el recorrido a través de un elevador que te lleva tres pisos abajo.

El piso en el que empieza el recorrido es un lugar obscuro por lo que tienen que tener cuidado con los niños más grandes (los que no van en carreola), pero eso logra una ambientación muy padre para que se puedan ver mejor las especies.

Mi niño estaba impresionado viendo todo lo que había, pero él iba en carreola por lo que había que esperar a que la gente se fuera moviendo para poder acercarlo y que él pudiera ver.  Otra consideración si llevan carreola es que se van a tener que mover por elevadores (el recorrido normal va por escaleras eléctricas), que por lo general son tardados porque todos los visitantes entran por ahí.

En el segundo piso pueden ver a las medusas que son de lo más impresionante por el colorido que le ponen (y un muy buen lugar para una selfie con bebés porque hay una sección con espejos). En este segundo piso hay un lugar en el que se pueden tocar estrellas de mar, pero como mi niño todavía se lleva mucho las manos a la boca preferí no llevarlo ahí. De todas formas les ofrecen alcohol en gel y toallas para las manos al entrar y salir, pero no estaría demás que ustedes llevaran también.

Entre muchas otras especies pueden encontrar tiburones, rayas, cangrejos, langostas, medusas, tortugas, cocodrilos, a lo largo de los tres pisos. Es una visita que vale la pena pero si consideren lo siguiente:

  1. Si no llegan muy temprano (más ahora en vacaciones) pueden hacer una fila muy larga. Hay una fila corta para personas con discapacidad, tercera edad y embarazadas; y sé que ya hay la opción de comprar sus boletos por Ticketmaster, pero no sé qué tan rápido sea entrar así.
  2. Si nunca han ido y sólo han escuchado a todo mundo decir “está increíble” vayan con sus reservas. ¿No les ha pasado que van a l cine a ver una película que todo mundo les ha recomendado y que la verdad no les parece tan buena? Aquí les puede pasar lo mismo.
  3. Los baños están muy chiquitos (que con tanta gente entrando es muy probable que estén sucios). La última vez que fui me dijeron que tenían un proyecto para mejorarlos pero no sé cuándo será eso. Sólo hay cambiador dentro del cubículo para discapacitados, y es más bien como un mueble, no tiene el típico cambiador con cinturón de seguridad. Aquí les recomiendo mejor ir al baño de la plaza o del Soumaya que está enfrente.
  4. Recuerden que si van con carreola el recorrido va a tomar mucho tiempo por esperar a que la gente se mueva y por esperar elevadores.
  5. El estacionamiento es en Plaza Carso, pero el acuario está justo en frente del museo Soumaya, cruzando la calle (consideren paraguas si está lloviendo).
Dirección: Av. Miguel de Cervantes Saavedra esq. Ferrocarril de Cuernavaca en Polanco

Horarios: Lunes a Viernes de 10 a.m. a 6 p.m. Sábados y domingos de 10 a.m. a 7 p.m.

Costo: $129 (menores de 3 años gratis)

Página: http://www.acuarioinbursa.com.mx

Teléfono: 5395 4586 ext. 109 y 111