Tip para cambiarle el pañal a un niño

Cuando le estas cambiando el pañal a un niño corres el riesgo de tener un “accidente” con un alcance mayor que cuando se trata de una niña. Para estos casos venden unos “cucuruchos” de tela que se llaman “Peepee teepee” (hasta el nombre suena un poco ridículo), para ponerles sobre el pene y que no te “bañen” mientras los cambias.

Yo los probé y la verdad creo que lo más práctico es usar una toallita húmeda sobre el pene. Es más fácil así, si mojan la toallita no hay tanto problema, si mojan el “cucurucho” lo tienes que lavar, pero tampoco lo puedes echar al bote de la ropa sucia porque queda empapado y te mojaría todo lo demás. Además, las toallitas son más largas, así que no es tan fácil que se les caiga, y se pueden usar al final para una última limpiada.

Si de todas formas quieres comprar estos cucuruchos, la última vez los vi en el Palacio de Hierro.

Peepee teepee

Peepee teepee

Anuncios

Visitando el Acuario Inbursa

Acuario

Antes de que las vacaciones empezaran aproveché para ir con mi niño al Acuario Inbursa. Llegamos a las 10 a.m. en punto, que es a la hora que abren, y en menos de 15 minutos ya estábamos dentro. La entrada cuesta $129, pero para menores de 3 años es gratis.

Al llegar te toman una foto que te mostrarán a la salida de tu recorrido que puedes comprar por $100. Después de la foto empieza el recorrido a través de un elevador que te lleva tres pisos abajo.

El piso en el que empieza el recorrido es un lugar obscuro por lo que tienen que tener cuidado con los niños más grandes (los que no van en carreola), pero eso logra una ambientación muy padre para que se puedan ver mejor las especies.

Mi niño estaba impresionado viendo todo lo que había, pero él iba en carreola por lo que había que esperar a que la gente se fuera moviendo para poder acercarlo y que él pudiera ver.  Otra consideración si llevan carreola es que se van a tener que mover por elevadores (el recorrido normal va por escaleras eléctricas), que por lo general son tardados porque todos los visitantes entran por ahí.

En el segundo piso pueden ver a las medusas que son de lo más impresionante por el colorido que le ponen (y un muy buen lugar para una selfie con bebés porque hay una sección con espejos). En este segundo piso hay un lugar en el que se pueden tocar estrellas de mar, pero como mi niño todavía se lleva mucho las manos a la boca preferí no llevarlo ahí. De todas formas les ofrecen alcohol en gel y toallas para las manos al entrar y salir, pero no estaría demás que ustedes llevaran también.

Entre muchas otras especies pueden encontrar tiburones, rayas, cangrejos, langostas, medusas, tortugas, cocodrilos, a lo largo de los tres pisos. Es una visita que vale la pena pero si consideren lo siguiente:

  1. Si no llegan muy temprano (más ahora en vacaciones) pueden hacer una fila muy larga. Hay una fila corta para personas con discapacidad, tercera edad y embarazadas; y sé que ya hay la opción de comprar sus boletos por Ticketmaster, pero no sé qué tan rápido sea entrar así.
  2. Si nunca han ido y sólo han escuchado a todo mundo decir “está increíble” vayan con sus reservas. ¿No les ha pasado que van a l cine a ver una película que todo mundo les ha recomendado y que la verdad no les parece tan buena? Aquí les puede pasar lo mismo.
  3. Los baños están muy chiquitos (que con tanta gente entrando es muy probable que estén sucios). La última vez que fui me dijeron que tenían un proyecto para mejorarlos pero no sé cuándo será eso. Sólo hay cambiador dentro del cubículo para discapacitados, y es más bien como un mueble, no tiene el típico cambiador con cinturón de seguridad. Aquí les recomiendo mejor ir al baño de la plaza o del Soumaya que está enfrente.
  4. Recuerden que si van con carreola el recorrido va a tomar mucho tiempo por esperar a que la gente se mueva y por esperar elevadores.
  5. El estacionamiento es en Plaza Carso, pero el acuario está justo en frente del museo Soumaya, cruzando la calle (consideren paraguas si está lloviendo).
Dirección: Av. Miguel de Cervantes Saavedra esq. Ferrocarril de Cuernavaca en Polanco

Horarios: Lunes a Viernes de 10 a.m. a 6 p.m. Sábados y domingos de 10 a.m. a 7 p.m.

Costo: $129 (menores de 3 años gratis)

Página: http://www.acuarioinbursa.com.mx

Teléfono: 5395 4586 ext. 109 y 111

Los errores más comunes de los papás primerizos

El otro día me encontré en BuzzFeed una nota muy divertida (y muy cierta) sobre los errores más comunes que comentemos los papás primerizos, y aunque no me ha tocado todavía pasar por todos ellos aquí les comparto algunos sobre los que si tengo algo de experiencia.

1. Comprar demasiados pañales de etapa “Recién nacido” 

A veces una se emociona porque hay alguna promoción o descuento y no le calculamos muy bien cuánto tiempo más usaran una etapa de pañales.  La buena noticia que yo tuve es que al comprar los pañales por caja en Costco, si la caja está cerrada se pueden devolver.

2. Usar los pañales chicos de todas formas

Si ya no se pudieron cambiar esos pañales que ya no les quedan, mejor regálenlos.  Si el pañal es muy chico no va a tener la absorción que el bebé necesita en la nueva etapa, y si le queda muy grande no se ajusta bien, y créanme, no les van a gustar los accidentes que pueden tener con un pañal más grande.

3. Lastimar el dedito de tu bebé cuando le estás cortando las uñas

Afortunadamente no me ha tocado vivir esto nunca (espero que no me pase), pero un gran consejo que recibí de una enfermera es que con la punta de tu pulgar jalas un poquito la piel del dedito hacia atrás. De esta forma la uña queda más expuesta y fácil de cortar sin llevarte un pedazo de piel en el intento.

4. Dejar que tu bebé juegue con tu teléfono si antes ponerle el “Acceso guiado”

Esta es típica, dejas que tu bebé juegue un ratito con tu iPhone o tu iPad porque le bajaste una aplicación especial para bebés, y cuando menos te das cuenta ya está mandando un mail, publicando algo en tu cuenta de Facebook o borrando tus fotos. En el iPhone y iPad existe una funcionalidad que se llama “Acceso guiado” que hace que al dar tres veces click sobre el botón de inicio el aparato queda bloqueado y sólo se puede usar esa aplicación. Lo pueden activar en Ajustes > General > Accesibilidad > Acceso guiado.

También tengan cuidado si les dan el celular bloqueado. Resulta que el iPhone y iPad tiene una opción  de configuración donde si  alguien intenta meter una clave incorrecta diez veces el contenido se borrará automáticamente. ¡A mi marido ya le tocó vivir esta! Si su teléfono tiene esta modalidad lo pueden desactivar en Ajustes > Código > Borrar Datos.

5. Mover demasiado fuerte a tu bebé para asegurarte de que sigue respirando

Si, es algo inevitable, como papá primerizo quieres ir a asegurarte que tu bebé está respirando cada minuto que está dormido. En lugar de despertarlo puedes poner un dedo justo debajo de su nariz para sentir la respiración.

6. Dejar solo al bebé en la cama … aunque sea sólo un minuto

Ni modo, si necesitas dejarlo en algún lugar y no tienes un corralito o su cuna cerca lo mejor es dejarlo en el piso. Suena muy feo, pero es preferible dejarlo un minuto en el piso a que se pueda caer de la cama o el cambiador. Nunca, por ningún motivo dejen a su bebé en un lugar en el que se pueda caer.

7. Olvidar meter un cambio de ropa en la pañalera

Y típico, el día que la necesitas es el día que se te olvidó. Yo lo que hago es que siempre tengo un cambio de ropa en la pañalera y  otro en el coche, y no los muevo de ahí. El día que uso esos cambios, saco la ropa sucia de la pañalera e inmediatamente pongo un nuevo cambio que se queda ahí hasta el día que lo necesito. Si van muy seguido a algún lugar, por ejemplo la casa de los abuelos, pueden tener ahí otro cambio de ropa.

8. Jugar con tu bebé a subir y bajar cuando acaba de comer

Sobre todo si el bebé tiene reflujo. Esta si me pasó. Acabas de darle de comer al bebé y quieres jugar con él, lo cargas y lo subes y bajas en tus brazos, mientras vas diciendo “aaaaahhhhh”, y en una de esas, una extraña combinación de papilla y leche aterriza, nada más ni nada menos que … ¡en tu boca abierta! Es mejor dejarlos tranquilitos un rato después de que comieron.

9. Olvidarte de ponerle una toallita encima al niño mientras lo cambias

A veces puedes lograr el cambio de pañal sin que se hagan pipí mientras lo haces, pero muchas otras veces justo cuando les abres el pañal hacen pipí. Para que la pipí no llegue a tu ropa (o a tu cara)  puedes poner una toallita húmeda en el pene mientras haces el cambio de pañal.

Venden también unos “cucuruchos” de tela en algunos lugares para esto. Yo la verdad los probé y prefiero mil veces más la toallita. Estos “cucuruchos” son de tela y son muy pequeños, así que muchas veces se pueden salir de su lugar, además de que si hay algún “accidente” los tienes que lavar. Las toallitas húmedas me parecen mejor idea porque son más pesadas y no se salen de su lugar tan fácil, además de que al terminar ya sólo la tienes que tirar.

10. Dejar una bebida sin tapa al alcance de tus niños

Si, la vida cambia totalmente al tener un bebé, y una más de las cosas a la que tienes que ponerle atención que antes no tenías que cuidar es dónde dejas tus vasos y tazas. Particularmente cierto cuando se trata de una bebida caliente. Es impresionante el alcance que pueden tener los niños chiquitos, yo sugeriría dejar las bebidas en el centro de la mesa.

11. No pedir ayuda

Es importantísimo dejarte ayudar, sobre todo cuando el bebé es muy chiquito y a penas estas entendiendo cómo cuidarlo. Y principalmente cuando estas tan cansada que todo se te empieza a olvidar. Hay que dejar el orgullo o la pena a un lado, acepta cualquier ayuda que te ofrezcan.

12. Desvelarte sin una buena razón

Deja a un lado el Candy Crush, la serie de televisión o el libro que estas leyendo. Si bien eso de “cuando el bebé duerme, tu duermes” no siempre puede suceder, aprovecha cada minuto de sueño que puedas tener.Si no lo haces lo vas a lamentar a eso de las 2 a.m., 4 a.m., 6 a.m……

13. Comprar demasiada ropa de bebé

¿Alguna vez han notado que las tallas en ropa de bebés van de 0 a 3 meses, de 3 a 6 meses, de 6 a 9 meses, etc? Es por una razón: los bebés crecen demasiado rápido. Ya cuando llegan al año las tallas empiezan a ser: 12 a 18 meses, 18 a 24 años, 2 años, 3 años, etc. Después del año ya no crecen tan rápido como cuando eran bebitos. En conclusión: no compres demasiada ropa pequeña. Lo que puedes hacer es que si hay un modelito que te encantó lo que puedes hacer es comprar ese mismo en diferentes tallas.

14. Pegarle accidentalmente a tu bebé en la cabeza con el marco de la puerta mientras lo cargas

Sobre todo cuando empiezan a crecer y ya perdiste noción de que tu pequeño bebito ya no es tan chiquito.

15. Salir de casa sin la cantidad suficiente de pañales

Lo más fácil es siempre dejar unos cuantos pañales y una bolsa de toallitas húmedas en el coche, y en los lugares a los que vayan con más frecuencia, como las casas de los familiares. Y en último de los casos, siempre habrá una farmacia o súper cercano al que puedan ir corriendo.

¿Qué les parecen? ¿Qué otras cosas les pasaron?

Aquí pueden ver la lista completa de BuzFeed: http://www.buzzfeed.com/mikespohr/19-rookie-mistakes-parents-make

Y aquí pueden encontrar la “Guía gráfica para padres” completa: http://www.cibermitanios.com.ar/2008/02/guia-grafica-para-padres-primerizos.html

Visitando a Sulley en ComicX

FACHADA  COMICX

Últimamente mi chaparro ha desarrollado un gran amor por “Sulley” el de Monsters Inc. (“ully” para él), así que cuando supe que había un lugar que tenía un muñeco enorme de Sulley lo llevamos ahí. Es un restaurante que se llama ComicX en Galerías Atizapán, y está ambientado con figuras de superhéroes en una ciudad.

Mi bebé quedó fascinado con Sulley, aunque en realidad creo que no tiene mucho que ver con el resto del lugar, es el único personaje por el estilo que encontrarán ahí. Mi chaparro veía al mono, se le acercaba, lo quería tocar, quería jugar con él. En fin, creo que fue divertido para él.

Ciertamente no es un lugar ideado para niños chiquitos, pero el ambiente y toda la escenografía tuvieron a mi niño entretenido lo suficiente para que pudiéramos terminar de comer “semi tranquilamente”.

En el lugar pueden ver a Superman, Batman, Capitán América, Hulk, Iron Man, Spiderman, R2-D2, Yoda, entre otros. Y la verdad es que si están bien hechos.

En cuanto a la comida lo típico de este lugar son las hamburguesas y pizzas, pero a pesar de eso también pueden encontrar opciones saludables como ensaladas, salmón y otros platillos.

Algunos puntos importantes a considerar si quieren ir con niños pequeños:

  • Si tienen área de juegos, pero lo único que hay son tres Xbox (o sea, es sólo para entretener a niños más grandes).
  • El área de juegos no tiene niñeras.
  • No dan mantelitos, ni crayolas, por lo que es bueno llevarles algunos juguetitos para entretenerlos.
  • Sólo el baño de mujeres tiene cambiador.
  • Tienen varias sucursales. Pueden visitar su página en http://www.comicx.com